¡Conviértete en seguidor!

jueves, 27 de octubre de 2016

Entrevista a autores - Abril Camino

¡Hola a todos!

¡Por fin estoy por aquí otra vez! 

Ya, ya lo sé. Tengo el blog súuuuuper abandonado, pero es que no doy abasto. 



Hoy vengo para traeros una entrevista a Abril Camino, que, además de una gran escritora, es amiga mía

¿Os he dicho ya que me ha dedicado su último libro, Sangre y tinta
¿No? 
¡Pues ya lo sabéis!

Hace ya tiempo, antes de que nos hiciésemos amigas siquiera, ya le hice una entrevista a Abril. Pero esta es la suya. La que me hizo ella a mí. 
Ahora va a probar de su misma medicina. 

Sin más dilación, os dejo con las preguntas. 

¡Espero que disfrutéis!


Abril Camino, lectora
  •         Un libro que cambió tu vida

Siempre que leo las entrevistas que hago a las autoras en mi blog, me pregunto a mí misma esto. Y, ahora que has decidido hacerme la putadita de entrevistarme tú a mí, me toca responderla de verdad. Creo que no hay ningún libro que me haya cambiado la vida, así, a lo loco. Quizá el que más se aproxima es Indiscreción, de Charles Dubow, porque fue la primera novela romántica que leí y me enganchó a un género que nunca antes me había atraído y… de ese enganche surgió la idea de convertirme yo misma en escritora.



  •  Y uno que podrías releer y releer sin cansarte jamás de él

La trilogía Mi elección de Elísabet Benavent. No sé qué tienen esos libros que me impactaron mucho cuando los leí por primera vez y, desde entonces, creo que llevo ya cuatro relecturas. Podría leerlos una vez a la semana o algo así y no cansarme nunca de esa historia.




  • El libro con el que más has llorado

Pues hay donde elegir. Antes no era nada llorona con los libros, cero. He leído auténticos dramones sin inmutarme, pero, de un tiempo a esta parte, todo me toca la patata. Creo que me quedo con Sigue lloviendo, de Alice Kellen, y, por supuesto, con Yo antes de ti, de Jojo Moyes, con la que batí el récord mundial de lágrimas por segundo.



  •  Y con el que más te has reído

No soy muy de reírme a carcajadas con los libros, supongo que porque tengo más tendencia a elegir dramas que comedias. Pero me reí mucho con A contrarreloj, de Laura Esparza y con algunos puntos de la saga Silvia, de Elísabet Benavent (aunque esta última también podría haber entrado en la lista de libros que me hicieron llorar). Que me riera a carcajada limpia solo lo ha conseguido una escena concreta de Prohibido enamorarse, de Elle Kennedy. Y tú, Carlota, LO-SA-BES (jajajaja).



  • Un poco de maldad: dime un libro que no fuiste capaz de soportar

¿Un poco? Hay tantos que no me llegaría todo el blog para responder. Pero me quedo con la saga Crossfire, que abandoné como a mitad del tercer libro o algo así. No entendí nada: ni a los protagonistas, ni sus motivaciones, ni lo que hacían, ni por qué se considera una novela romántica cuando quiero pensar que el amor es otra cosa… Y, sobre todo, me molestó que cortaran los libros donde les daba la gana, solo para convertirlo en una saga y poder vender más, cuando se podría haber solucionado el asunto en uno o dos libros, como mucho. Ha quedado claro que no me gusta, ¿no?



  • Un protagonista de novela romántica del que te podrías enamorar en la vida real

Aquí sí que me reafirmo: hay tantos que no me llegaría todo el blog para responder, jajaja. Pero vamos con una pequeña lista: Ethan Holt, de Maldito Romeo; Aaron, de No entrabas en mis planes; Hugo, de la trilogía Mi elección; Víctor, de la saga Valeria; Archer, de La voz de Archer; hay una entrada sobre mis protagonistas favoritos de novela romántica de la A a la Z en mi blog que creo que puede arrojar luz sobre el asunto.



  • Y uno al que te encantaría pegarle una patada en las pelotas narices

Todos esos machistas retrógrados que me da vergüenza pensar que hayan salido de la pluma de una mujer y me preocupa que “enamoren” a otras muchas. El que más ascazo me ha dado, y coincido con muchas de las autoras a las que he entrevistado, sin duda, Hardin Scott, de la saga After.



  •  ¿Qué libro te dejó la peor resaca lectora de tu vida?

Aquí me repito. Yo antes de ti, sin duda. Y la superé… releyéndolo a las 7 horas de haberlo terminado. Vamos, que me lo leí dos veces en un día, demostrando que estoy fatal de la cabeza.

  • ¿Qué defecto te hace abandonar una novela sin remordimientos?

Nunca tengo remordimientos al abandonar una novela. Antes sí, me empeñaba en terminar cualquier novela por poco que me estuviera gustando, pero ahora soy muy consciente de que no me quedan años de vida suficientes para todo lo que quiero leer y abandono con facilidad. Infalible para que abandone son las tomaduras de pelo al lector: libros sin corregir (de algunos diría que sin releer siquiera), tramas peregrinas que es imposible creerse o personajes que atentan gravemente contra mis principios. Vamos, que si quiero leer sobre un protagonista sexista o maltratador psicológico, prefiero leerme una novela negra que algo a lo que han llamado “romántico”.
  • ¿Qué libro tienes ahora mismo en la mesilla?

Suelo tener varias cosas a la vez en la mesilla, cosas muy diferentes para momentos de ánimo en que me encajen una cosa u otra. Ahora mismo son Todas las bodas necesitan un plan B, de Rebeca Rus; Rafe, el quinto libro de una saga de malotes tatuados (¡qué sorpresa!) que me tiene enganchada desde hace un par de semanas; y Matar a un ruiseñor, que la estoy releyendo después de muchísimos años.




Abril Camino, escritora

  • Háblame un poco de tu último proyecto literario

Mi última novela se titula Sangre y tinta. Salió a la venta hace más o menos un mes y es una novela new adult autoconclusiva, con un protagonista de esos que enamoran (yo, al menos, aún estoy intentando superar mi enamoramiento de él). La escribí cuando estaba en medio de muchos otros proyectos, en muy pocos días y con muchísima ilusión, porque la historia estaba en mi cabeza y necesitaba “soltarla”. En el fondo, creo que en parte esta novela nació de muchas conversaciones contigo, en las que siempre nos acabábamos pidiendo recomendaciones de novelas de esas que nos gustan. Es decir, new adult autoconclusivo (estamos un poco hartas de las sagas, ¿verdad?), con protagonista con pinta de malote pero que no lo es, protagonista femenina fuerte, muchos tatuajes, un poco (o mucho) de drama y una bonita historia de amor. Quise escribir la novela que me gustaría leer y no sé si lo he conseguido, pero al menos los comentarios de lectoras que me están llegando son muy positivos.

  • Lo mejor y lo peor que te ha pasado como escritora
Lo mejor… son muchas cosas. La gente que he conocido, muchas veces solo a través de un teclado de ordenador, pero que ya forman parte de mi vida… Eso es, seguro, el top 1 de cosas positivas. Pero también el hecho de demostrarme a mí misma que puedo, que hace dos años ni me planteaba esto y ahora he dejado atrás mi trabajo anterior y vivo de escribir. Ha requerido mucho esfuerzo, muchísimas horas, pero es un subidón de autoestima que está siempre ahí conmigo.
Lo peor… Enfrentarme a los prejuicios del «ah, ¿escribes novela romántica? No te pega nada, ¿por qué no pruebas otro género?». Y que no todo el mundo se toma bien la respuesta «porque no me sale del higo». 
  • ¿A qué personaje de otro autor te gustaría introducir en una de tus novelas?
No tengo ni idea y casi prefiero ni planteármelo. En todas mis novelas me ha apetecido que hiciera un “cameo” algún personaje de mis otros libros y nunca lo he conseguido. Lo de meter “con calzador” a un personaje me resulta imposible… ya ni te cuento si es el personaje de otro autor.

  •  ¿Me recomiendas cinco escritoras de romántica?
Por supuesto. Y voy a hacer una cosa. Aunque admiro a muchas escritoras extranjeras y creo que aún falta un poco para que se acabe el reinado de las anglosajonas, voy a recomendarte a cinco españolas. Y lo hago porque llevo tiempo pensando que en España se están haciendo las cosas muy bien (por parte de algunas autoras, claro). Leo argumentos modernos, con protagonistas creíbles, con ideas claras, mujeres fuertes y hombres del siglo XXI. Y con historias de amor muy tiernas, por supuesto. ¿Te digo cinco? Pues ahí van: Érika Gael, Neïra, Elísabet Benavent, Alice Kellen y Saray García.

  • Háblame de tu rutina de escritura (¿De noche o de día? ¿En un lugar fijo o donde te pilla? ¿Con ordenador o boli y cuaderno? ¿Alguna droga (legal o ilegal) imprescindible? ¿Música?)

Mi rutina de escritura es una no-rutina en toda regla. Cuando estoy en época loca de escribir, escribir y escribir, puedo hacerlo en cualquier lugar, aunque por regla general suelo escribir más y mejor por la noche, de madrugada, de hecho. Las cosas que más orgullosa estoy de haber escrito han salido a horas muy intempestivas. Suelo escribir en el sofá, con el portátil en las rodillas y generalmente en silencio. De vez en cuando con música, depende del momento en el que me encuentre. De drogas no hablamos, que es muy posible que mi madre acabe leyendo esto (que no, mamá, que es broma).
  • ¿Con qué autor te gustaría escribir un proyecto a cuatro manos?
¡Contigo! Deberíamos ponernos a ello. Soy muy especialita escribiendo y creo que solo podría hacerlo, sin acabar en la cárcel, con alguien a quien conozca bien y que comparta algunas de mis taras mentales. Adivina. Eres la elegida, jajaja.
  • ¿Qué consejo le darías a un autor que empieza?
Que estudie, estudie, estudie y, cuando haya acabado, que vuelva a empezar a estudiar. No hablo de sentarse delante de una mesa a hincar los codos como cuando estábamos en la universidad, sino de buscar cursos de formación buenos y dedicarles todas las horas del mundo. Leer los manuales de referencia de este campo y releerlos hasta sabérselos de memoria. Aprender sobre las cosas que tenga más flojas, sea gramática, construcción de personajes o márketing editorial. Todo forma parte de este oficio.
Y muchas cosas más: escuchar consejos de quien sabe más que uno, no dejarse hundir por las críticas malintencionadas, aprender de las constructivas, respetar al lector
  • ¿Qué libro te habría gustado escribir?
Los que he escrito y los que me queden por escribir. Siempre escribo lo que me da la gana, sin pensar demasiado en si van a gustar o no. Ese sería otro consejo de los que comentaba antes: hay que escribir siempre lo que nos guste como autores, no lo que creamos que va a funcionar mejor o lo que copiemos en cierto modo de nuestros autores favoritos. Aunque, no te voy a mentir, todos los meses, a eso del día 30, entro en mi cuenta corriente y pienso que ojalá hubiera escrito Cincuenta sombras de Grey.



  •  ¿Cuál es tu record de palabras/horas escritas del tirón?

¿Mil millones es una cifra verosímil? Es broma, pero casi casi. Estoy muy loca y soy muy compulsiva cuando tengo la historia ya en la cabeza (que es algo que siempre hago antes de ponerme al lío de escribirla). Por ponerte un par de ejemplos, Parker y Amy, la primera novela de los Sullivan, la escribí en un día del tirón (un día, literalmente, sin dormir); Mark y Alice, la cuarta, en 18 días; y Sangre y tinta, en 10. El récord de palabras debe de andar por unas 15 o 20.000 más o menos.
  • ¿Me adelantas algo de tu próximo proyecto?
Qué te voy a contar que tú no sepas, Carlota. Hace más de año y medio que tengo una bilogía guardada en un cajón sin saber qué hacer con ella. La he enviado a concursos y a editoriales, por probar y, sobre todo, porque no me atrevía a publicarla todavía. Ha pasado mil fases de corrección y de reescritura porque, por un lado, me encanta, pero, por otro, no me gusta tanto. No sé, es una cosa muy loca a la que he decidido ponerle fin YA, así que será mi próxima publicación, después de pasarle un último filtro en los próximos meses. Creo que estará lista para finales de año o comienzos de 2017.
Es una historia romántica contemporánea, dividida en dos partes. De la segunda no puedo contar nada sin desvelar lo que pasa en la primera, así que mejor empezamos por el principio: Lucía es una chica de casi 30 años que se va de viaje de despedida de soltera (la suya) con sus tres mejores amigas y… allí conoce a un chico mucho más joven que ella, muy guapo y muy TODO. Recorren todos juntos Europa central en tren, durante tres semanas y, al final de ese tiempo, Lucía tiene que tomar una decisión que cambiará su vida, para bien o para mal. Se titulará Viajando hacia mi destino y… hasta ahí puedo leer. 




Y hasta aquí ha llegado la entrevista. El proyecto a dos manos, ya sabes, cuando quieras. Tendremos que ponernos a buscar un argumento que mole, un personaje que enamore... Justice, o... ¿Justice? Sí, Justice. 

Y, por cierto, ¡¡¡estoy segura de que Diego y Lucía lo van a petar!!!



¡¡Un besazo a todos!!



Entrevista a autores - Abril Camino

¡Hola a todos!

¡Por fin estoy por aquí otra vez! 

Ya, ya lo sé. Tengo el blog súuuuuper abandonado, pero es que no doy a basto. 



Hoy vengo para traeros una entrevista a Abril Camino, que, además de una gran escritora, es amiga mía

¿Os he dicho ya que me ha dedicado su último libro, Sangre y tinta
¿No? 
¡Pues ya lo sabéis!

Hace tiempo, antes de que nos hiciésemos amigas siquiera, ya le hice una entrevista a Abril. Pero esta es la suya. La que me hizo ella a mí. 
Ahora va a probar de su misma medicina. 

Sin más dilación, os dejo con las preguntas. 

¡Espero que disfrutéis!


Abril Camino, lectora
  •         Un libro que cambió tu vida

Siempre que leo las entrevistas que hago a las autoras en mi blog, me pregunto a mí misma esto. Y, ahora que has decidido hacerme la putadita de entrevistarme tú a mí, me toca responderla de verdad. Creo que no hay ningún libro que me haya cambiado la vida, así, a lo loco. Quizá el que más se aproxima es Indiscreción, de Charles Dubow, porque fue la primera novela romántica que leí y me enganchó a un género que nunca antes me había atraído y… de ese enganche surgió la idea de convertirme yo misma en escritora.



  •  Y uno que podrías releer y releer sin cansarte jamás de él

La trilogía Mi elección de Elísabet Benavent. No sé qué tienen esos libros que me impactaron mucho cuando los leí por primera vez y, desde entonces, creo que llevo ya cuatro relecturas. Podría leerlos una vez a la semana o algo así y no cansarme nunca de esa historia.




  • El libro con el que más has llorado

Pues hay donde elegir. Antes no era nada llorona con los libros, cero. He leído auténticos dramones sin inmutarme, pero, de un tiempo a esta parte, todo me toca la patata. Creo que me quedo con Sigue lloviendo, de Alice Kellen, y, por supuesto, con Yo antes de ti, de Jojo Moyes, con la que batí el récord mundial de lágrimas por segundo.



  •  Y con el que más te has reído

No soy muy de reírme a carcajadas con los libros, supongo que porque tengo más tendencia a elegir dramas que comedias. Pero me reí mucho con A contrarreloj, de Laura Esparza y con algunos puntos de la saga Silvia, de Elísabet Benavent (aunque esta última también podría haber entrado en la lista de libros que me hicieron llorar). Que me riera a carcajada limpia solo lo ha conseguido una escena concreta de Prohibido enamorarse, de Elle Kennedy. Y tú, Carlota, LO-SA-BES (jajajaja).



  • Un poco de maldad: dime un libro que no fuiste capaz de soportar

¿Un poco? Hay tantos que no me llegaría todo el blog para responder. Pero me quedo con la saga Crossfire, que abandoné como a mitad del tercer libro o algo así. No entendí nada: ni a los protagonistas, ni sus motivaciones, ni lo que hacían, ni por qué se considera una novela romántica cuando quiero pensar que el amor es otra cosa… Y, sobre todo, me molestó que cortaran los libros donde les daba la gana, solo para convertirlo en una saga y poder vender más, cuando se podría haber solucionado el asunto en uno o dos libros, como mucho. Ha quedado claro que no me gusta, ¿no?



  • Un protagonista de novela romántica del que te podrías enamorar en la vida real

Aquí sí que me reafirmo: hay tantos que no me llegaría todo el blog para responder, jajaja. Pero vamos con una pequeña lista: Ethan Holt, de Maldito Romeo; Aaron, de No entrabas en mis planes; Hugo, de la trilogía Mi elección; Víctor, de la saga Valeria; Archer, de La voz de Archer; hay una entrada sobre mis protagonistas favoritos de novela romántica de la A a la Z en mi blog que creo que puede arrojar luz sobre el asunto.



  • Y uno al que te encantaría pegarle una patada en las pelotas narices

Todos esos machistas retrógrados que me da vergüenza pensar que hayan salido de la pluma de una mujer y me preocupa que “enamoren” a otras muchas. El que más ascazo me ha dado, y coincido con muchas de las autoras a las que he entrevistado, sin duda, Hardin Scott, de la saga After.



  •  ¿Qué libro te dejó la peor resaca lectora de tu vida?

Aquí me repito. Yo antes de ti, sin duda. Y la superé… releyéndolo a las 7 horas de haberlo terminado. Vamos, que me lo leí dos veces en un día, demostrando que estoy fatal de la cabeza.

  • ¿Qué defecto te hace abandonar una novela sin remordimientos?

Nunca tengo remordimientos al abandonar una novela. Antes sí, me empeñaba en terminar cualquier novela por poco que me estuviera gustando, pero ahora soy muy consciente de que no me quedan años de vida suficientes para todo lo que quiero leer y abandono con facilidad. Infalible para que abandone son las tomaduras de pelo al lector: libros sin corregir (de algunos diría que sin releer siquiera), tramas peregrinas que es imposible creerse o personajes que atentan gravemente contra mis principios. Vamos, que si quiero leer sobre un protagonista sexista o maltratador psicológico, prefiero leerme una novela negra que algo a lo que han llamado “romántico”.
  • ¿Qué libro tienes ahora mismo en la mesilla?

Suelo tener varias cosas a la vez en la mesilla, cosas muy diferentes para momentos de ánimo en que me encajen una cosa u otra. Ahora mismo son Todas las bodas necesitan un plan B, de Rebeca Rus; Rafe, el quinto libro de una saga de malotes tatuados (¡qué sorpresa!) que me tiene enganchada desde hace un par de semanas; y Matar a un ruiseñor, que la estoy releyendo después de muchísimos años.




Abril Camino, escritora

  • Háblame un poco de tu último proyecto literario

Mi última novela se titula Sangre y tinta. Salió a la venta hace más o menos un mes y es una novela new adult autoconclusiva, con un protagonista de esos que enamoran (yo, al menos, aún estoy intentando superar mi enamoramiento de él). La escribí cuando estaba en medio de muchos otros proyectos, en muy pocos días y con muchísima ilusión, porque la historia estaba en mi cabeza y necesitaba “soltarla”. En el fondo, creo que en parte esta novela nació de muchas conversaciones contigo, en las que siempre nos acabábamos pidiendo recomendaciones de novelas de esas que nos gustan. Es decir, new adult autoconclusivo (estamos un poco hartas de las sagas, ¿verdad?), con protagonista con pinta de malote pero que no lo es, protagonista femenina fuerte, muchos tatuajes, un poco (o mucho) de drama y una bonita historia de amor. Quise escribir la novela que me gustaría leer y no sé si lo he conseguido, pero al menos los comentarios de lectoras que me están llegando son muy positivos.

  • Lo mejor y lo peor que te ha pasado como escritora
Lo mejor… son muchas cosas. La gente que he conocido, muchas veces solo a través de un teclado de ordenador, pero que ya forman parte de mi vida… Eso es, seguro, el top 1 de cosas positivas. Pero también el hecho de demostrarme a mí misma que puedo, que hace dos años ni me planteaba esto y ahora he dejado atrás mi trabajo anterior y vivo de escribir. Ha requerido mucho esfuerzo, muchísimas horas, pero es un subidón de autoestima que está siempre ahí conmigo.
Lo peor… Enfrentarme a los prejuicios del «ah, ¿escribes novela romántica? No te pega nada, ¿por qué no pruebas otro género?». Y que no todo el mundo se toma bien la respuesta «porque no me sale del higo». 
  • ¿A qué personaje de otro autor te gustaría introducir en una de tus novelas?
No tengo ni idea y casi prefiero ni planteármelo. En todas mis novelas me ha apetecido que hiciera un “cameo” algún personaje de mis otros libros y nunca lo he conseguido. Lo de meter “con calzador” a un personaje me resulta imposible… ya ni te cuento si es el personaje de otro autor.

  •  ¿Me recomiendas cinco escritoras de romántica?
Por supuesto. Y voy a hacer una cosa. Aunque admiro a muchas escritoras extranjeras y creo que aún falta un poco para que se acabe el reinado de las anglosajonas, voy a recomendarte a cinco españolas. Y lo hago porque llevo tiempo pensando que en España se están haciendo las cosas muy bien (por parte de algunas autoras, claro). Leo argumentos modernos, con protagonistas creíbles, con ideas claras, mujeres fuertes y hombres del siglo XXI. Y con historias de amor muy tiernas, por supuesto. ¿Te digo cinco? Pues ahí van: Érika Gael, Neïra, Elísabet Benavent, Alice Kellen y Saray García.

  • Háblame de tu rutina de escritura (¿De noche o de día? ¿En un lugar fijo o donde te pilla? ¿Con ordenador o boli y cuaderno? ¿Alguna droga (legal o ilegal) imprescindible? ¿Música?)

Mi rutina de escritura es una no-rutina en toda regla. Cuando estoy en época loca de escribir, escribir y escribir, puedo hacerlo en cualquier lugar, aunque por regla general suelo escribir más y mejor por la noche, de madrugada, de hecho. Las cosas que más orgullosa estoy de haber escrito han salido a horas muy intempestivas. Suelo escribir en el sofá, con el portátil en las rodillas y generalmente en silencio. De vez en cuando con música, depende del momento en el que me encuentre. De drogas no hablamos, que es muy posible que mi madre acabe leyendo esto (que no, mamá, que es broma).
  • ¿Con qué autor te gustaría escribir un proyecto a cuatro manos?
¡Contigo! Deberíamos ponernos a ello. Soy muy especialita escribiendo y creo que solo podría hacerlo, sin acabar en la cárcel, con alguien a quien conozca bien y que comparta algunas de mis taras mentales. Adivina. Eres la elegida, jajaja.
  • ¿Qué consejo le darías a un autor que empieza?
Que estudie, estudie, estudie y, cuando haya acabado, que vuelva a empezar a estudiar. No hablo de sentarse delante de una mesa a hincar los codos como cuando estábamos en la universidad, sino de buscar cursos de formación buenos y dedicarles todas las horas del mundo. Leer los manuales de referencia de este campo y releerlos hasta sabérselos de memoria. Aprender sobre las cosas que tenga más flojas, sea gramática, construcción de personajes o márketing editorial. Todo forma parte de este oficio.
Y muchas cosas más: escuchar consejos de quien sabe más que uno, no dejarse hundir por las críticas malintencionadas, aprender de las constructivas, respetar al lector
  • ¿Qué libro te habría gustado escribir?
Los que he escrito y los que me queden por escribir. Siempre escribo lo que me da la gana, sin pensar demasiado en si van a gustar o no. Ese sería otro consejo de los que comentaba antes: hay que escribir siempre lo que nos guste como autores, no lo que creamos que va a funcionar mejor o lo que copiemos en cierto modo de nuestros autores favoritos. Aunque, no te voy a mentir, todos los meses, a eso del día 30, entro en mi cuenta corriente y pienso que ojalá hubiera escrito Cincuenta sombras de Grey.



  •  ¿Cuál es tu record de palabras/horas escritas del tirón?

¿Mil millones es una cifra verosímil? Es broma, pero casi casi. Estoy muy loca y soy muy compulsiva cuando tengo la historia ya en la cabeza (que es algo que siempre hago antes de ponerme al lío de escribirla). Por ponerte un par de ejemplos, Parker y Amy, la primera novela de los Sullivan, la escribí en un día del tirón (un día, literalmente, sin dormir); Mark y Alice, la cuarta, en 18 días; y Sangre y tinta, en 10. El récord de palabras debe de andar por unas 15 o 20.000 más o menos.
  • ¿Me adelantas algo de tu próximo proyecto?
Qué te voy a contar que tú no sepas, Carlota. Hace más de año y medio que tengo una bilogía guardada en un cajón sin saber qué hacer con ella. La he enviado a concursos y a editoriales, por probar y, sobre todo, porque no me atrevía a publicarla todavía. Ha pasado mil fases de corrección y de reescritura porque, por un lado, me encanta, pero, por otro, no me gusta tanto. No sé, es una cosa muy loca a la que he decidido ponerle fin YA, así que será mi próxima publicación, después de pasarle un último filtro en los próximos meses. Creo que estará lista para finales de año o comienzos de 2017.
Es una historia romántica contemporánea, dividida en dos partes. De la segunda no puedo contar nada sin desvelar lo que pasa en la primera, así que mejor empezamos por el principio: Lucía es una chica de casi 30 años que se va de viaje de despedida de soltera (la suya) con sus tres mejores amigas y… allí conoce a un chico mucho más joven que ella, muy guapo y muy TODO. Recorren todos juntos Europa central en tren, durante tres semanas y, al final de ese tiempo, Lucía tiene que tomar una decisión que cambiará su vida, para bien o para mal. Se titulará Viajando hacia mi destino y… hasta ahí puedo leer. 




Y hasta aquí ha llegado la entrevista. El proyecto a dos manos, ya sabes, cuando quieras. Tendremos que ponernos a buscar un argumento que mole, un personaje que enamore... Justice, o... ¿Justice? Sí, Justice. 

Y, por cierto, ¡¡¡estoy segura de que Diego y Lucía lo van a petar!!!



¡¡Un besazo a todos!!



lunes, 26 de septiembre de 2016

Reseña - Sangre y tinta - Abril Camino




Título: Sangre y tinta

Autor: Abril Camino

Género: Novela New Adult

Editorial: Autopublicación

Fecha de publicación en España:  2016

Número de páginas: 203

Precio: 2.99 € (ebook); 9.83 € (papel)





El regreso de Camden Reed al lugar que lo vio crecer no está siendo un camino de rosas. Solo tiene tres cosas: un hermano que lo odia, una hermana a la que no le dejan ver y una exnovia que espera de él algo que no está dispuesto a darle. Lo último que necesita es que por la puerta de su estudio de tatuajes aparezca una chica con ganas de marcarse el cuerpo y desnudarle el alma. Aunque, quizá, eso sea exactamente lo que necesita.


Me hace especial ilusión escribir esta reseña, ya que conozco la historia desde mucho antes de que llegara incluso a escribirseDe hecho, Abril me fue contando cómo iba a ser el transcurso de la historia según le iban viniendo las ideas, así que me siento muy orgullosa de haber formado parte del proceso de escritura

De todas formas, quiero ser honesta. A pesar de considerar a Abril una amiga, quiero ser sincera a la hora de valorar su novela, pues me parecería que estaría engañándoos, si no lo hiciera.

Antes de nada, quiero decir que si no os gusta el New Adult y los chicos malotes, este no es vuestro libro. De hecho, si os gustan los chicos malotes tampoco lo es, porque Camden, a pesar de todo, está muy lejos de ser un chico malo, aunque pueda parecerlo. Pero si os gustan las historias de amor, historias familiares complicadas, pasados oscuros... Desde luego, este es vuestro libro. 

Así que... ahora os voy a contar un poco de qué trata.

Amanda está pasando por una etapa personal muy complicada. Lo único que quiere es terminar pronto el instituto para poder cuidar a su madre enferma y hacerse un tatuaje. Por eso, decide acudir al estudio más famoso de la ciudad, pero no espera lo que ocurrirá una vez allí. El tatuador, Camden Reed, se niega a hacérselo

Camden tiene fama de ser un bala perdida, proviene de una familia desestructurada, está lleno de tatuajes y conduce una Harley. Su vida está muy lejos de ser perfecta, pero solo tiene en mente una cosa: mantener unida a su familia. Y estará dispuesto a hacer cualquier cosa con tal de conseguirlo. 

Amanda no puede permitir que Camden la vuelva a tratar como lo hizo. Por eso, decide regresar al estudio al día siguiente, con la intención de dejarle claro que ella no es ninguna niñata que quiere dibujarse una mariposa en el hombro. El tatuaje que ella quiere hacerse tiene tal significado que sabe perfectamente que jamás se arrepentirá de ello. 

La cuestión es que cuando, finalmente, Camden accede a hacerle el tatuaje... ninguno de los dos espera lo que se va a ir formando entre ellos: química, conexión, atracción... 

Día tras día se vuelven inseparables, pero... ambos guardan muchos secretos. Tantos que harán que su relación no sea posible. 


Lo voy a dejar aquí porque no quiero contar nada más de lo debido. De verdad, si os gustan las historias de amor llenas de dramas familiares, con unos personajes llenos de matices, con pasados complicados, sin duda, esta es vuestra historia. 

Se lee en un santiamén. De hecho, eso es una de las cosas por las que más tengo que llamar la atención a Abril. 

¡TÍA, ESCRIBE LIBROS MÁS LARGOS, PORFAPLIS!

Bromas aparte, creo que es un libro perfecto para leerlo de un tirón, una típica tarde lluviosa de domingo. Si os gusta el género, estoy segura de que lo disfrutaréis mucho. 

Como siempre, Abril tiene un estilo desenfadado, muy fluido y sencillo. 

Los personajes son geniales, aunque ambas tenemos que admitir que sentimos una pequeña debilidad por el hermano pequeño de Camden, Matt. Está pasando por una crisis personal muy complicada y paga todas sus frustraciones con su hermano, así que podéis imaginaros cómo está la situación entre ellos. Y la pequeña Lucy... qué monada de niña. 

En general, es una novela súper entretenida, con unos cuantos giros en la trama que te dejarán con ganas de saber más, rápida, con escenas divertidas... En fin, que es muuuuy completa. 

Y, por supuesto, no puedo terminar esta reseña sin darle las gracias a Abril Camino por dejarme caminar junto a ella al mismo tiempo que iba escribiendo la historia. Ha sido todo un honor.

9.5/10

Y, ahora, os toca a vosotros.
¿La habéis leído? ¿Os apetece leerla?
¡Contadme!

Un besiiiiiiito :)



Otras entradas que te pueden interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...